The Blog

Hacen falta más pájaros

i Sep 16th No Comments by

¡¡Ya tenía ganas yo de coger el teclado y despacharme a gusto con esto de Messi y los supergenios asperger!! He tenido que esperar a que se me pasara el cabreo para no decir barbaridades, que genio no seré, pero asperger… un rato largo.

Por fin asenté mis emociones y aquí estoy con una frase que me ha regalado uno de mis seres más queridos y que transcribo:

pájaros y peces

artelista.com

Los pájaros buscan refugio en el cielo. Los peces en las profundidades del mar. Lloramos por el lamento de un pájaro pero no por la sangre de un pez. Benditos aquellos que tienen voz.

Esta frase lo dice todo. La mayoría de las personas asperger somos como los peces. Vivimos en las profundidades, sangramos y morimos en el fondo de la sociedad sin que nuestra voz sea oída nunca, sin que nuestras capacidades; las de verdad, no las del balón de oro, sean reconocidas y respetadas. ¿Quiénes son los que hablan sin parar?; ¿Quiénes los que sin saber ni sentir el síndrome bajo su piel se permiten hablar por nosotros? Pájaros de la tormenta, pájaros del ruido, que dañan creyendo que cantan bien.

No me importa si Messi es asperger; no creo que sirva de nada adjudicar el síndrome post-mortem a Einstein o a Newton. ¿Frivolizamos la discapacidad, buscamos tranquilizar nuestras conciencias? Pájaros de colores.

Una persona asperger es un ser humano, y eso conlleva sentir como humano, sufrir como humano; luchar cada hora para comprender a una mayoría que te califica de extravagante solo porque no quiere entenderte. Sí; hay capacidad de concentración. Sí; hay genialidad en algunos casos, Sí; hay constancia en el objeto de interés. También hay soledad, impotencia, deseo de comunicar. Y dolor; el dolor de la exclusión, de la burla y el acoso en el colegio; de la maldad y el mobbing en el trabajo. Sangre de pez por la que casi nadie llora.

Quizás necesitemos pájaros solidarios, pájaros que presten su voz a los seres que mueren si una queja. Sí, necesitamos pájaros dispuestos a anidar en un mundo de peces.

Benditos aquellos que tienen voz.

Carmen Molina Villalba (Gestor Cultural, Presidenta de la Asociación Sinteno, Persona con Síndrome de Asperger)

Comments

  1. Esther Medraño
    29 septiembre, 2013 at 2:04 pm

    Reblogueó esto en Esther Medrañoy comentado:
    Los pájaros buscan refugio en el cielo. Los peces en las profundidades del mar. Lloramos por el lamento de un pájaro pero no por la sangre de un pez. Benditos aquellos que tienen voz.

    Reply

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *